sábado, 21 de junio de 2008

La paradoja alemana

Alemania parece liderar la lucha contra el cambio climático. Su industria de energías renovables está marcando el rumbo, y la canciller alemana, Angela Merkel, impulsa en las conferencias internacionales ambiciosos objetivos para reducir las emisiones de CO2. Pero en el país de BMW, Mercedes, y de la velocidad sin límites en autopista, el lobby de sus empresas automovilísticas (sector de bandera) presiona. Hace pocos días, la organización ecologista alemana Deutsche Umwelthilfe fijó su atención en las subvenciones para grandes coches: subvenciones del Gobierno alemán de hasta 65.000 euros del precio de compra al adquirir un Porsche Cayenne de más de 130.000 euros, ¿Imposible? ¡No en Alemania!
Ver noticia de soitu.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por participar en territoriosred#